Circula en La Plata el primer micro eléctrico impulsado con baterías de litio

El sábado 23 de septiembre pasado y en el marco del Día Mundial del Ambiente, desde la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) se confirmó que comenzará a circular el primer ómnibus a propulsión eléctrica con baterías de litio del país.

En un comunicado lanzado por la institución el pasado 7 de junio, que fue cuando se lo anunció, se comunicó que fue financiado por el Ministerio de Ciencia y Tecnología y desarrollado por la Facultad de Ingeniería de la UNLP y la Empresa Nueve de Julio S.A.T.

Además, se destaca por ser silencioso y no tener vibraciones ni emisiones contaminantes y circulará por las calles de la capital bonaerense como parte de la línea universitaria. El objetivo es que se puedan sumar cada vez más micros al sistema urbano.

El proceso de reconversion

«El primer vehículo reconvertido fue hecho con recursos propios del Centro Tecnológico Aeroespacial (CTA) de la Facultad de Ingeniería, mientras que la empresa (Nueve de Julio) puso el colectivo. Para este segundo colectivo contamos con financiamiento del Ministerio de Ciencia y Tecnología», detalló Marcos Actis, decano de la Facultad.

Actis, acompañado por el titular de la compañía, Walter Mastropietro, dio el puntapié inicial con la extracción de piezas del motor en la terminal que la firma Nueve de Julio tiene en la localidad de Hernández. Allí la empresa montó un laboratorio para llevar adelante la transformación.

El proceso de ensamble estuvo a cargo de la Facultad de Ingeniería de la UNLP y especialistas de Y-TEC, la empresa científica y tecnológica de YPF. Si bien se trata de una experiencia piloto, constituye un paso más en el camino de industrialización del “oro blanco” para la producción y aplicación en desarrollos locales.

Foto: economiasustentable.com

Como se logro

Para la reconversión del micro, se sacó todo el sistema de propulsión a combustión, motor, tanque de combustible y sistemas de refrigeración y se dejó la instalación eléctrica original y la instalación del sistema neumático, encargada de los frenos y la suspensión.

Se le colocó la batería, el motor y un nuevo compresor que se adaptó para el sistema de neumáticos y se acomodó la instalación eléctrica para compatibilizar los dos sistemas (el nuevo y el de fábrica) y que puedan coexistir en el coche, indicaron.

Participaron del proyecto los ingenieros Alejandro Patanella (aeronáutico), Guillermo Garaventta (electrónico) y Bautista Nebbia (electromecánico), además de los estudiantes de Ingeniería Electromecánica Javier Eguren, Juan Pablo Ane, Juan Ignacio Cuenca y Francisco Tiberi y el técnico electro-mecánico y estudiante de Ingeniería Electrónica Alejandro Epifanio.

Con info de: Telam / Economiasustentable.com / Filo News / Agencia UNQ

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *